Por QUESIRVAN.MX
Monterrey, México. (8 de junio de 2020)

Los 32 gobiernos estatales en México incumplen con facilitar a la ciudadanía un espacio digital con información completa del gasto público destinado a atender la pandemia de coronavirus.

A dos meses del inicio de las medidas de contención de la COVID-19 en México, el ejercicio ciudadano #EmergenciaConTransparencia concluyó que ninguno de los 32 estados brinda toda la información sobre el recurso económico destinado a la pandemia.

No es solo que algunos no informan sobre el gasto destinado a adquirir insumos de proveedores externos para implementar acciones que contengan la pandemia mediante apoyos y servicios a la población, como han dado a conocer organizaciones civiles a nivel nacional.

Sino que además, a un año de las elecciones del 2021, la ciudadanía carece de accesibilidad a información que debería ser pública y de fácil acceso.

La legislación federal, en el artículo 134 constitucional y en la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, marca la ruta para que las entidades federativas sean transparentes con la información, aun en tiempos de emergencia.

Que la ciudadanía tenga la información a la mano para evaluar a sus gobernantes es el objetivo del índice #EmergenciaConTransparencia, una iniciativa de las ONGs Redes Quinto Poder IDEA, Evolución Mexicana, Colectivo Nosotros y Vertebra Nuevo León.

Los funcionarios que están autorizando las compras, ejerciendo los recursos públicos y aprobando modificaciones a las leyes para el ejercicio del gasto no tendrán el mismo cargo cuando las cuentas públicas del 2020 sean revisadas por la Auditoría Superior de la Federación y de los estados, advirtió Juan Manuel Ramos, director de Redes Quinto Poder.

“El (gasto) 2020 se va a estar revisando a mediados del 2021 y los resultados van a estar por allá en diciembre del 2021 o primer trimestre del 2022”, explicó el activista con más de 10 años de experiencia en transparencia.

“Por eso es la necesidad de estar evaluando y vigilando en tiempo real esta situación para encontrar anomalías y que se denuncien”, señaló.

Destacó que en situaciones de emergencia, como el terremoto del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México y el Huracán Álex del 2010 en Nuevo León, existieron situaciones de abuso de poder y corrupción, que salieron a la luz años después.

El artículo 134 constitucional establece que «los recursos económicos de que dispongan la Federación, las entidades federativas, los Municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, se administrarán con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados».

No obstante, para evaluar que la administración de los recursos cumple la normativa federal es necesario que los datos estén disponibles y cumplan con nueve criterios, descritos en el artículo 3 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública: que sean accesibles, gratuitos, no discriminatorios, oportunos, permanentes, primarios, legibles por máquinas, en formatos abiertos y de libre uso

El mismo artículo define los datos abiertos como “…datos digitales de carácter público que son accesibles en línea que pueden ser usados, reutilizados y redistribuidos por cualquier interesado…”, y el artículo 51 indica que “los Organismos garantes promoverán la publicación de la información de Datos Abiertos y Accesibles”.

Situación extraordinaria sí; transparencia no

Las 32 entidades de México están lejos de informar puntualmente a la ciudadanía sobre el gasto, para el que tienen chequera abierta, para atender la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

De lo anterior, se obtuvo un porcentaje de cumplimiento, que va del 0 al 100, para clasificar a los estados dentro de los siguientes rangos: “nulo” corresponde a un 0% de cumplimento; “muy bajo” de 1% al 20%; “bajo” de 21% al 40%; “medio” de 41% a 60%; “alto” de 61% al 80%; y “muy alto” de 81% al 100%.

#EmergenciaConTransparencia es un ejercicio que inició en Nuevo León y tras 5 semanas de evaluación ha logrado que el estado y una muestra de 9 municipios metropolitanos evaluados tomen acciones para dar a conocer en formatos accesibles la información del gasto para atender la emergencia COVID-19.

No obstante, en este ranking el gobierno del estado y la ciudad de Monterrey son los que tienen menor puntuación y concentran más del 70% de las erogaciones para gasto COVID-19. Los detalles de #EmergenciaConTransparencia en Nuevo León se pueden consultar aquí: https://ect.mx/

Resultados de la primera evaluación nacional ECT

De la primera evaluación #EmergenciaConTransparencia en México destaca que de los 32 estados, 22 ni siquiera disponen de un sitio web visible en su página de inicio sobre información del gasto COVID-19, según la última consulta realizada el lunes 8 de junio.

De los 10 micrositios sobre coronavirus que sí están disponibles, sólo Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Colima, Sinaloa y Sonora cuentan con información de la adquisición de insumos para la emergencia, y únicamente los primeros cuatro mencionan las fechas de última o próxima actualización de la información.

Esto fue comprobado a través de la revisión de los micrositios de los estados, donde se rastreó información documental de contratos, facturas, órdenes de adquisición, autorizaciones o cualquier otro documento que comprobara la compra y justificación del bien o servicio adquirido para hacer frente a la pandemia.

Además, solo Nuevo León y Jalisco publican algunos padrones de beneficiarios como expresión documental de la entrega directa de los apoyos a personas físicas o morales. El primero dice cuántos padrones están en proceso, y el segundo no informa si publicarán el resto.

Informan “a medias”

Nuevo León, Ciudad de México y Jalisco son los tres estados con mayor puntuación en el ranking nacional de #EmergenciaConTransparencia, con un resultado de 66%, 58% y 42%, respectivamente,

Nuevo León destaca por ser una de las capitales industriales de México, pero no por informar puntualmente a sus ciudadanos sobre los montos y contratos para atender la emergencia sanitaria. 

Aunque su puntuación es la más alta del ranking, pues desde hace 5 semanas ha sido evaluado dentro de #EmergenciaConTransparencia de Nuevo León, este estado apenas llega a un 66% de cumplimiento.

Su micrositio no es de fácil acceso, pero sí publica, aunque en formato PDF, la adquisición del Estado a proveedores de los insumos para atender las medidas de la contingencia conforme a los criterios de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Nuevo León.

No obstante, no documenta completamente la entrega de apoyos o personas beneficiarias por estos ni informa sobre apoyos utilizados o las donaciones particulares.

“Otro asunto súper importante es que estos bienes que se están comprando están regidos por la oferta y la demanda donde hay un mercado que está demandando los mismos bienes y hay poca oferta”, dijo Ramos.

Señaló que en Nuevo León existe un caso en que a una empresa se le dio un contrato multimillonario de cubrebocas, pero no existe un padrón de beneficiarios a quienes se le están entregando los apoyos.

“Esto puede terminar muy mal porque se va a acabar el dinero para los hospitales”, lamentó. “Esos casos se pueden estar presentando en cualquier entidad del país donde los ciudadanos no están al tanto de lo que están haciendo”.

Por su parte, la Ciudad de México, con un puntaje medio al cumplir 58% los criterios del índice, cuenta con un reporte de los apoyos entregados, pero solo lo hace a través de comunicados donde es complicado hallar datos comprobables.

La capital del país cuenta con un micrositio con información de transparencia en gasto bien señalada y fácil de localizar, además de que las tablas se presentan en el tipo de archivo indicado y es posible descargarlo en Excel.

Sin embargo, es también la entidad que concentra la mayor cantidad de casos en todo México, por lo que sus medidas de transparencia deberían estar al nivel de las medidas de otro tipo para atender la emergencia que no justifica la falta de información pública.

Además, aunque se publican notas de prensa donde se anuncia la entrega de insumos, apoyos o aplicación de medidas y la recepción de donativos por particulares al gobierno, no hay información precisa que compruebe la utilización del bien o servicio.

Cabe destacar que esta entidad actualiza la información diariamente, lo que es de gran valor para que la ciudadanía esté informada del recurso público.

Con una puntuación en el índice de 42% que equivale a un rango medio, el estado de Jalisco cumple con publicar la información referente a la adquisición de insumos para atender la pandemia en una sección señalada en su micrositio como “Transparencia focalizada”.

Las tablas son presentadas en el tipo de archivo indicado y es posible descargarlo en Excel, además de que menciona la fecha de última actualización en el registro de compras públicas.

Sin embargo, en Jalisco, así como en Nuevo León y Chihuahua, recientemente se realizaron modificaciones presupuestales extraordinarias para la atención de la emergencia.

La situación se agrava sin límite de gasto para los gobiernos estatales justificado por la emergencia humanitaria que abrió la chequera y quitó candados, de acuerdo con Juan Manuel Ramos.

“Les abrió la chequera porque pueden gastar discrecionalmente y les quitó candados porque la propia ley prevé las excepciones en que puedes evitar el concurso, la licitación y adquirir de manera directa y discrecional los bienes”, explicó.

Baja disponibilidad de la información: alta opacidad

Chiapas, Colima, Guanajuato, Sinaloa, Sonora y Zacatecas, con una puntuación baja del 33%, y Nayarit muy baja con 17%, cuentan con un micrositio que informa sobre el gasto COVID-19, pero carecen de otras expresiones documentales que complementen la información.

En el caso de Sonora, dentro de una sección del sitio se enlistan las adquisiciones realizadas a 15 proveedores con una inversión acumulada: $227,869,704.20, entre los que destaca COMERCIAL QUIMICA DEL NOROEST SA DE CV, a quien se le adjudicaron 42 contratos, pero no se pueden revisar los contratos a detalle. 

Mientras que Guanajuato informa sobre programas emergentes por COVID-19, así como contratos ejecutados con proveedores, pero sólo en formato PDF. Las solicitudes de transparencia respondidas durante la emergencia también se pueden visualizar en el sitio que tampoco documenta ni los apoyos ni los donativos.

Sinaloa, por su parte, presenta tablas de «Contrataciones Relacionadas a la Emergencia Sanitaria del COVID-19» con tipo de contratación, montos, proveedor, entre otros datos. La tablas se presentan en el tipo de archivo indicado y es posible descargarlo en Excel, pero no es posible acceder a información que compruebe la entrega de los apoyos o donativos.

A Colima le ocurre algo similar, pues sí cuenta con sección dentro del sitio sobre transparencia que informa adquisición de insumos, pero está escondida en un botón que se pierde en el diseño del sitio.

Al dar click, se accede a un documento compartido en Google Drive con 20 compras de equipo médico, ventiladores, entre otros, que suman 86 millones 695 mil 832.24 pesos, fechadas el 3 y el 20 de abril de 2020. El documento proporciona enlaces del oficio de excepción y el acta del comité de adquisiciones de cada compra.

Pero no reporta los apoyos entregados ni utilizados y el contenido de algunas «noticias» que deberían informar sobre estos apoyos no está cargado en la página. Al hacer click sobre el enlace se abre una página en blanco.

Zacatecas también cuenta con una sección en su sitio sobre transparencia, pero la información no está disponible o completa y hay algunas ventanas y enlaces que no abren.

Mientras que Chiapas cuenta con un espacio digital donde informa sobre montos, pero no hay archivos descargables sobre el recurso ni padrones de beneficiarios.

Nayarit obtuvo una “muy baja” puntuación de 17%, ya que no informa sobre contratos ni montos, pero sí da algunas cifras de despensas entregadas y publica imágenes con el uso de estos apoyos por parte de los habitantes.

Cero información del gasto en 22 estados 

En el otro extremo del ranking, 22 estados obtuvieron una puntuación de cero, es decir, un nulo cumplimiento de informar sobre el gasto COVID-19.

Entidades como Baja California, Coahuila, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Querétaro, Quintana Roo y Tamaulipas cuentan con micrositio de coronavirus, pero no informan sobre transparencia en compras y apoyos recibidos para el combate a la pandemia.

Mientras que Campeche, Morelos y Tabasco ni siquiera cuentan con un micrositio para mantener informada a su población sobre la pandemia en general.

Baja California Sur, Durango, Oaxaca, San Luis Potosí, Tlaxcala, Veracruz, tampoco informan sobre el gasto pero sí mencionan algunos programas a los que los recursos se han aplicado.

Además de que Aguascalientes, Chihuahua, Michoacán, Puebla y Yucatán generan confusión al publicar algunos boletines y notas de prensa sobre la cantidad de apoyos entregados, pero la información publicada no es clara, periódica ni completa. 

Evaluar cómo se está transparentando los recursos en tiempo de pandemia es un esfuerzo necesario y muy importante, indicó Justine Dupuy, coordinadora del programa de combate a la corrupción de Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C.

Resaltó la importancia de la publicación de los acuerdos, minutas de reuniones que den cuenta de la racionalidad detrás del uso de recursos públicos, así como la existencia de información que permita a la ciudadanía saber como beneficiarse de los apoyos.

«La expresión documental de la disposición final del beneficio deberá ir acompañada de documentos firmados por los beneficiarios y algún medio de identificación de las personas», señaló.

«De modo que se pueda verificar posteriormente la entrega de apoyos directos o en especie y se eliminen riesgos de corrupción. Se debe contar con un registro documental más allá de las fotos o vídeos», concluyó.

Colaboraron en esta investigación:
María Julia Castañeda

Esta investigación forma parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers