Por QUESIRVAN.MX
Monterrey, México. (25 de junio de 2020)

La estrategia de detección del coronavirus SARS-CoV-2, a la que el gobierno de Nuevo León ha destinado más de 117 millones de pesos, carece de resultados y transparencia.

A tres meses del inicio de la pandemia que al 25 de junio suma 8,193 contagios y 408 muertes, la Secretaría de Salud ha autorizado $117,548,077.60, exclusivamente para la contratación de servicios relacionados con la detección del nuevo coronavirus.

Esto representa el 13% de los $829,187,537.91 registrados por esta secretaría en contratos fechados del 13 de marzo al 16 de mayo dentro del micrositio de Informe Financiero de Nuevo León por COVID-19, actualizado el 22 de junio.

El gasto total reportado por el Estado en todas las dependencias encargadas de atender la emergencia alcanza los $1.299.525.754, de acuerdo con el informe donde no es posible descargar adjudicaciones, licitaciones o contratos con proveedores. 

El sitio con información del gasto COVID-19 fue habilitado por el Estado y 9 municipios tras la exigencia de ONGs locales para mantener a la población informada en tiempos de crisis. 

La iniciativa #EmergenciaConTransparencia, de las ONGs Redes Quinto Poder IDEA, Evolución Mexicana, Colectivo Nosotros y Vertebra Nuevo León, evalúa la información disponible de fácil acceso para que la ciudadanía esté enterada de qué es lo que en realidad está pasando detrás de las cifras.

Brotan pruebas, no resultados

La Secretaría de Salud ha realizado alrededor de 60 mil pruebas con un costo aproximado de $4,200 a $4,700 pesos, cada una, según informó la dependencia sin dar detalles de contratos o facturas.

En los laboratorios privados, el precio de las pruebas ronda los 3,000 a 5,000 pesos y el tiempo de respuesta es de máximo 72 horas.

Incluso, existe un laboratorio que realiza las pruebas por $1,300 pesos con resultados listos en un aproximado de 48 horas después de la realización del estudio, según señala Salud Digna en sus redes sociales.

Mientras que en los ‘drive-thru’ para pruebas COVID-19 del gobierno estatal, ciudadanos han lidiado con retrasos de hasta dos semanas o más para recibir sus resultados.

“No creo que en estas condiciones en las que estamos puedan estar pues no dando respuesta, o sea, es muy importante”, dijo Marisa, una ciudadana que recibió sus resultados 19 días después de que se realizó una prueba en el módulo estatal instalado en el Auditorio San Pedro.

“Creo que es importante para ellos llevar una buena estadística, cosa que me queda claro que entonces no se está haciendo y pues yo no sé si lo que estoy viviendo yo sean los números que reportan pues son confiables, parece que no”, dijo.

Los retrasos en la devolución de los resultados de las pruebas del COVID-19 pueden provocar estrés y ansiedad, desencadenando angustia e incertidumbre en las personas, coincidieron los expertos en salud mental, Andrés Barragán y Miguel Valdéz.

“El solo hecho de hacerse el examen le despierta cierto tipo de pensamientos relacionados sobre el resultado, pero no solamente con eso, relacionados por ejemplo con la cuestión de qué es lo que va a pasar si sale positivo”, señaló el psiquiatra Miguel Valdéz.

“Por consecuencia es común que el individuo comience a imaginarse lo peor y a pensar en términos de tragedia y catástrofe”, indicó Andrés Barragán.

Adicionalmente, es puede presentar autosugestión, es decir, que el ciudadano se imagina que padece la enfermedad de una forma tan intensa que puede empezar a experimentar sensaciones y pensamientos de malestar, lo que hace que se refuerce el miedo y la ansiedad de imaginarse la peor noticia, agregó el psicólogo clínico.

Foto: Drive-thru Apodaca, Nuevo León

En un recorrido por tres de los 12 módulos ‘drive-thru’ instalados en varios puntos del Estado, personal médico dijo desconocer la causa de los retrasos en la entrega de los resultados de laboratorio.

La entrega de los resultados se atora en el sistema que analiza las pruebas, apuntó una enfermera sin dar más detalles.

El Secretario de Salud estatal, Manuel de la O, aseguró que se está trabajando por solucionar los retrasos e informó la implementación en los siguientes días de un sistema computarizado para tener los resultados más rápido.

«A partir del día de mañana, eso fue la persona que nos está ayudando, vamos a tener un sistema muy similar al que tienen los Laboratorios Moreira, que tiene el Laboratorio Swiss(Lab), que tienen los grandes laboratorios de este estado, que muchos han, hemos ido a esos laboratorios a tomarnos algunos exámenes de sangre, donde te dan un ‘papelito’ con una clave y tú ingresas con la contraseña y la clave y puedes consultar tus resultados», dijo el funcionario en rueda de prensa el 25 de junio.

Reiteró que los retrasos fueron ocasionados por una demanda excesiva en las pruebas para la que el estado tiene una capacidad de realización de 1,000 por día, de acuerdo con el Semáforo de Indicadores de Salud estatal.

El gobierno estatal aún no ha detallado sobre el procedimiento de toma de las muestras, análisis de las mismas y entrega de resultados, ni quienes son los responsables de llevarlo a cabo desde el inicio de su aplicación el 9 de marzo.

Gilberto Marcos, de Vertebra Nuevo León, recordó que el Gobierno de Nuevo León ha sido, desde el principio de la pandemia, el peor evaluado en transparencia de gastos por COVID-19.

“Es una sospechosa vergüenza que el gobierno de Nuevo León no dé un buen ejemplo para transparentar el gasto, que con el pretexto de la emergencia sanitaria, se presta para raterías y aplicación indebida de recursos públicos”, advirtió.

Datos sensibles sin protección

En los módulos también se observó que los ciudadanos son referidos a correos no institucionales con terminación ‘gmail.com’ y a teléfonos adonde se comunican vía Whatsapp, contrario a lo que establece la Ley de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados del Estado de Nuevo León.

Foto: Aviso ubicado en drive-thru San Pedro NL

El artículo 38 de la citada ley obliga a “establecer y mantener las medidas de seguridad para la protección de los datos personales”. No obstante, el tratamiento de los datos sensibles de los ciudadanos no están siendo vigilados por las vías que marca la ley.

La Comisión de Transparencia y Acceso a la Información del Estado de Nuevo León (COTAI), no ha respondido a cuestionamientos sobre el tratamiento de los datos, pese a que es la autoridad responsable de vigilar por oficio que se realicen los procedimientos con apego a la ley para evitar que los datos personales sean utilizados por terceros.

La  titular de datos personales de la COTAI, Fernanda Lasso, dijo desconocer los datos personales que se deben solicitar en los ‘drive-thru’, pero aseguró que “cualquier dato que te pidan en algún lado deben de ser proporcionales a la finalidad. Y quien los pida debe tener atribuciones para ello”

Eduardo Cota, habitante del municipio de Monterrey, comentó que después de tomarle la muestra en los dos orificios nasales, le solicitaron datos como nombre, teléfono y correo sin preguntarle el porqué se estaba realizando la prueba. 

Confirmó que recibió el reporte de sus resultados, elaborado por Laboratorios Diagnomol y  Servicios de Salud O.P.D. de Nuevo León, 17 días después de que se realizó la prueba con otras dos personas, quienes también recibieron el reporte a través de un correo no institucional.

En los ‘drive-thru’ ubicados en el centro de Monterrey y en la carretera Miguel Alemán, en el municipio de Apodaca, largas filas saturan a empleados que se encargan de atender a decenas de posibles personas contagiadas de COVID-19.

Foto: Drive-thru Apodaca, Nuevo León

Con la urgencia de recibir sus resultados para justificar su ausencia laboral por más de dos semanas, otros ciudadanos como Martín Martínez acuden a pie a los módulos.

La única respuesta que el ciudadano obtuvo fue un teléfono al cual contactarse para mayor información, comentó en el ‘drive-thru’ ubicado en la carretera Miguel Alemán, en Apodaca.

Se buscó contactar, sin respuesta, a los Laboratorios Diagnomol, empresa con más contratos para la realización de pruebas en Nuevo León y una de las favoritas por el gobierno federal en materia sanitaria.

Recurso millonario sin efectividad

La detección del coronavirus SARS-CoV-2 ocupa el tercer lugar del gasto autorizado por la Secretaría de Salud estatal, según el último informe consultado el 25 de junio, con base en la iniciativa #EmergenciaConTransparencia que desde hace 2 meses evalúa la disponibilidad de la información del recurso para el que las autoridades tienen chequera abierta.

Destaca que en el informe ya es posible descargar las tablas en formato de datos abiertos, tras 7 revisiones por parte de la iniciativa #EmergenciaConTransparencia. 

Mediante un registro de datos de fácil acceso para evaluar qué está pasando detrás de las cifras, también se revisó a detalle la información disponible sobre el gasto relacionado con la detección del coronavirus en la población de Nuevo León.

A la contratación del servicio de pruebas de laboratorio para la detección del coronavirus SARS-CoV-2, señala el informe, cuatro contratos adjudicados a Laboratorios Diagnomol, S.A. DE C.V. suman un monto total de $83 millones 993 mil 280.00; mientras que al proveedor SwissLab, S.A. DE C.V. se reportan tres contratos por $29 millones 999 mil 908.

El documento también refleja otros gastos como casetas y toldos para los módulos de pruebas, así como un contrato por más de 3 millones de pesos para la detección masiva de personas contagiadas no detectadas realizado por Consultoría en Comunicación Política CPM, S.C.

Al dividir el gasto destinado a este rubro entre el número de pruebas, se puede concluir que cada una de las pruebas ha costado a la población neolonesa $2,500 en promedio, lo que contrasta con el monto de entre $4,200 y $4,700 que la Secretaría de Salud asegura cuesta cada prueba.

#EmergenciaConTransparencia evalúa la información detrás del gasto COVID-19 reportado por el gobierno de Nuevo León y 9 municipios en los micrositios habilitados para mantener informada a la ciudadanía sobre el recurso destinado a la emergencia sanitaria, que al 25 de junio ha causado 202,951 contagios y 25,060 fallecimientos en México.

Colaboraron:
María Julia Castañeda | Laura Ortíz | Gabriela Jimenez

Esta investigación forma parte del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, un proyecto del International Center for Journalists en alianza con el Border Center for Journalists and Bloggers