Monterrey, México a 6 de septiembre de 2020

El costo humano de la pandemia por COVID-19 en México es mucho mayor de lo que las cifras oficiales indican, pues de acuerdo a una investigación emprendida por la plataforma Proyecto Li, hay un aumento sustancial de pérdidas humanas desde que llegó el coronavirus al país, pero las cifras oficiales de fallecimientos por esta enfermedad reportadas por el Gobierno Federal son mucho menores.

Este importante hallazgo fue realizado tras un complejo proceso de investigación, explica Ernesto Cervantes Juárez, creador de Proyecto Li, quien es miembro del equipo de transparencia de Redes Quinto Poder IDEA y estudiante del Tec de Monterrey. 

Para contrastar los datos del Gobierno Federal, los gobiernos estatales y las muertes reales que se registran en la República Mexicana, Cervantes realizó al menos 150 solicitudes de información para conocer cuántas actas de defunción han expedido los registros civiles de cada entidad federativa. Sin embargo, hubo obstáculos y opacidad en la búsqueda.

“Al inicio estaban suspendidos los plazos de transparencia en la mayoría de los estados, y conforme fueron contestando, cada quien respondió lo que quiso y con diferente formato. Eventualmente respondió el Registro Nacional de Población (RENAPO), desde hace unos años ellos tienen una base de datos de los registros civiles”, menciona.

Fue así como encontró que las cifras de muertos tuvieron un disparo desde que el virus comenzó a esparcirse en el país. 

Hasta el 31 de julio –fecha de los datos más recientes del RENAPO–, el Gobierno Federal sólo había reconocido 51 mil 191 fallecimientos por COVID; no obstante, también hubo un excedente de 131 mil muertes en comparación con 2019.

“Este año, de enero a abril hubo un poco más de defunciones, lo esperado porque cada año hay más, pero a partir de mayo se ve un gran aumento. Por ejemplo, en julio del año pasado hubo 57 mil defunciones, y este año hubo 105 mil”.

En ese sentido, el exceso de muertes refleja que el costo humano de la pandemia es mucho mayor del que reportan las autoridades, tanto las estatales como la Federal.

“Ese exceso de muertes incluye a los confirmados por COVID, los que murieron por COVID sin haber sido confirmados; también a las personas que les dio COVID, pero no creían o no fueron atendidos en el hospital porque estaba lleno; gente a la que ni siquiera se le hizo prueba, y claro, personas con enfermedades crónicas o de otro tipo que no tuvieron su tratamiento rutinario o tuvieron una emergencia y se quedaron sin acceso a un hospital. Al final todas son víctimas directas o indirectas de la pandemia”, sentencia Cervantes. 

En muertes, el peor mes en 21 estados fue julio, que coincide con la previa reactivación económica y la “nueva normalidad” anunciada por la Federación en el mes de junio.

El Estado de México es la entidad que reporta mayor exceso de fallecimientos: hasta julio únicamente registró 6 mil 953 muertes por COVID-19, pero sumó un excedente de pérdidas humanas de 27 mil 633. Le sigue la Ciudad de México, donde oficialmente solo confirmaron 9 mil 212 decesos por el virus, pero tuvo un exceso de muertes de 26 mil 568. 

Sin embargo, la peor entidad federativa es Chiapas, pues únicamente reportó 926 muertes y tenía un excedente de 4 mil 943, es decir, únicamente se reconoce al 18.7 por ciento como decesos por COVID-19. 

En los estados del norte del país la situación varía. 

Fuente: proyecto Li

Además del excedente de decesos, Proyecto Li ha realizado otro hallazgo: las entidades federativas han registrado 54 mil casos más de contagios que los que reporta el Gobierno Federal. 

En primer lugar se ubica Jalisco: los datos estatales registran 22 mil 775 casos adicionales a los que reporta la administración federal; le sigue Nuevo León, con una diferencia de 17 mil 700; Sonora, con 5 mil 200 casos más, y Chihuahua, con 3 mil 300. 

“La Federación simplemente no toma en consideración los hospitales privados (…). Lo que la Federación se limita a dar es lo que está en las bases públicas, y sí significa mucho la diferencia entre uno y otro, pues en pocas palabras es la mitad lo que reporta la Federación en comparación con lo que reportan Nuevo León y Jalisco”, resalta Cervantes.

De igual forma, hay una diferencia entre las muertes que registran las entidades federativas y las que informa el Gobierno Federal. Información del día 14 de agosto muestra que los estados reportaron mil 292 decesos más que la Federación. En primer lugar se ubica Yucatán, con una diferencia de 466; le siguen Guanajuato, con 302, y Puebla, con 144. 

Todos los detalles de esta investigación están en http://proyecto.li

Proyecto Li rinde honor al Dr. Li Wenliang, oftalmólogo chino que laboraba en el Hospital Central de Wuhan. Fue uno de los ocho médicos que intentaron advertir a otros colegas sobre el brote de un misterioso virus. Posteriormente fue censurado y paradójicamente contrajo el virus, que al final le causó la muerte.

Esta plataforma de investigación sigue en actualización y necesita tu apoyo para poder funcionar. Si quieres aportar un donativo, puedes hacerlo mediante Buy Me A Coffee (https://www.buymeacoffee.com/ProyectoLi) y PayPal (https://www.paypal.com/paypalme/netoCervantes98). 

https://proyecto.li/